3 Grandes Oraciones De Protección Contra Los Enemigos

Todos tenemos enemigos y tenemos que protegernos de ellos. Con estas oraciones de protección contra los enemigos lo haremos, pues dios siempre estará presente en ellas y él con su manto sagrado nos cuidara y nos bendecirá.

Dios es nuestro pastor y junto a él nada nos faltara, nuestros enemigos no nos tocaran pues dios padre nos hará invisible ante los ojos de nuestros enemigos. No podemos permitir que las personas nos hagan daño solamente porque quieren hacerlo, pues no hemos causado ninguna clase de daño a las personas para que nos lastimen.

Si dios ve esa bondad en nosotros y sabe que somos personas fieles y buenas, nos ayudara con su infinita misericordia con su gran bondad pues somos sus siervos, sus corderos fieles y él no permitirá que nada malo le pase a su rebaño de ovejas.

Un enemigo lo único que quiere es hacer daño, hacer sufrir y dios jamás permitirá eso. Esas son cualidades que tiene el maligno y nuestro padre no quiere que entre sus ovejas se encuentren personas que solo se guíen por el mal, que no les guste hacer ninguna clase de bien a su prójimo.

Con estas oraciones estaremos solicitando su ayuda para que venga y nos proteja, nos cuide, nos ampare y favorezca, que nos libere de maldad contra nosotros.

Te invito a leer: Hechizos y oraciones de liberación y sanación

oraciones de protección contra los enemigos
Protección contra los enemigos

Poderosas oraciones de protección contra los enemigos

Primera oración de protección

Dios todopoderoso, creador del cielo y de la tierra, ante ti me inclino para pedir tu protección. Cubre con tu sangre santa y bendíceme.

No permitas que nadie venga y quiera asecharme y hacerme daño.

Cristo poderoso, no permitas que mis enemigos vengan a mí a querer destruirme y descalificarme en todo lo que hago.

Loading...

Dios todopoderoso cúbreme con tu manto sagrado y báñame en tu sangre poderosa y hazme invisible a mis enemigos.

No permitas que me vean.

No permitas que me toquen.

No permitas que me oigan.

No permitas que me hagan algún tipo de daño, pues yo soy una buena persona que solo quiere trabajar para ti y hacer todo lo bueno que quieras, pues yo solo me guio por tus palabras.

Padre misericordioso, envía a todos tus Ángeles en mi ayuda.

Que me cubran con sus grandes y fuertes alas, que ellas sean mis escudos en frente a del mal y del perverso.

Pido a todos que me amparen de las crueles malos de mis malintencionados enemigos.

Una vez que me hayas liberado de todo el mal que quieren causarme, quisiera pedirte ayuda para mis enemigos para que ellos puedan ser buenos y que tú los guíes.

Padre misericordioso, por favor oye todas mis plegarias.

Ven en mi ayuda padre, envía a todos tus ángeles.

Protéjanme de todo el mal que me ronda y que asecha mi vida.

Hagan que toda soberbia y que toda maldad escape por completo de la vida de mis enemigos. Conviértelos al bien y haz que te sirvan para siempre.

Que esa maldad que llevan consigo encima transfórmala en cosas buenas, en cosas que sean de tu agrado.

Haz que ellos vengan ante ti y se arrodillen en humildad y que terminen adorándote.

Dios todopoderoso, te envío estas sinceras palabras con todo el amor de tu creación. Con toda la fe que puedo espigar en mi corazón.

Óyelas, padre.

Permite que me salve y que tú obtengas nuevos seguidores.

Todo esto te lo ruego, padre, con todo el fervor.

No permitas que ellos sigan cayendo en tentación, no los dejes seguir haciendo ningún daño a personas buenas. Padre, óyeme y ayúdame.

Te lo ruego.

Amén.

Segunda oración de protección

Creador poderoso, hoy vengo ante ti para descargar todas mis preocupaciones pues sé que tu cuidas de mí.

Yo siempre ando alerta de todo lo que me rodea, sobre todo de mis enemigos, de esas personas que quieren hacerme daño en mi vida.

Sé que el demonio anda rondando mi vida como si fuera un león hambriento.

León que quiere devorarme.

Padre, no lo permitas.

Padre, tu que eres el sol divino de la justicia.

Tú que eres nuestro santo y poderoso juez.

Tu que fuiste el gran vencedor de la muerte y que a ella miedo no tuviste. Padre, ayúdame a tener toda la fuerza que tuviste para soportar todas las vicisitudes por las que pasaste y aun así saliste victorioso.

 Ayúdame a salir también victorioso.

No permitas que él se me acerque nunca más.

Oye mis más sinceras suplicas y ven a mí en mi ayuda.

Padre, por favor oye mis ruegos, tu eres el único que sabe por lo que estoy pasando.

Padre, permíteme seguir oyendo tu voz y con ella aleja a mis enemigos. Hazlos estremecer con tan solo oír tu poderoso nombre.

 Pues el nombre de cristo tiene poder.

Padre, tu nombre tiene poder.

Permite usarlo para alejar todo el mal de mi vida y que la maldad no venga a mí.

Mi todopoderoso, tú has sido el señor de señores, el padre que protege a sus hijos. Yo soy tu hijo fiel, hijo que nunca dejara de alabarte.

Siempre te seguiré y te bendeciré.

Tus palabras son las únicas palabras que oiré.

Tus directrices son las únicas que seguiré, pues solamente y en nadie más confío.

Bendíceme con tu mano y que tu glorioso poder me cubra por completo. Todo esto es en tu santo nombre.

 Amén.

También puedes leer: 3 Increíbles oraciones para dormir en paz toda la noche

Tercera oración de protección

Padre eterno, te suplico el día de hoy que vengas a mí y me cuides del maligno y de todos sus seguidores.

Mis enemigos quieren hacerme daño y vengo a pedirte que seas mi fuerte y poderoso escudo tanto en la vida, como en la muerte.

Padre eterno, no permitas que el mal me alcance, que los caballos lleguen a mí.

Has que toda arma que quieran usar contra mí se inutilice por completo, que ningún espía de satanás venga y me encuentre, pues lo que ellos quieren es que me aparte de santo camino. Que diga injurias sobre ti para que tú me quites tu protección y de esa manera ellos puedan atacarme.

Padre eterno, átalos con tu poder y no permitas que las cadenas con las que los ataste se rompan.

 No dejes que ellos sean libres y que sigan haciendo el mal.

Tú sabes que ya los demonios están rondando para llevarse las almas de los débiles.

Yo no quiero ser una de esas almas, así que por favor ayúdame y permite seguir siéndote fiel. Permíteme seguir amándote y seguir yendo hacia ti.

Padre eterno, tú eres el divino y el justo y glorioso juez, el único que puede impartir la justicia celestial, la cual es la única justica verdadera.

Cúbreme con el manto sagrado que lleva tu santísima trinidad, para que me cubras y protejas de todo el daño que existe alrededor de mí.

Libérame de todo peligro.

Aquí estoy glorificando tu nombre, glorificándote a ti.

Padre celestial, aleja a todos mis enemigos de mí.

No permitas que se me acerquen pues ellos un gran daño quieren hacerme. Te lo suplico, por lo que más quieres.

Bendíceme y protégeme siempre.

 Amén.

Últimas recomendaciones…

…Con estas oraciones de protección contra los enemigos , te podrás liberar de esas personas que quieren hacerte daño. Todo esto lo harás con la ayuda de nuestro padre celestial, pues es el único que sabe cómo hacerlo. Es el único juez que puede impartir justicia divina. Órale con fe, con firmeza y él lograra oír tus suplicas.

Si deseas puedes leer: 2 Oraciones para pedir perdón a dios Todopoderoso

Te invito a seguir visitando nuestro sitio web, donde encontraras las más poderosas oraciones para ti.

LLegaron Buscando:

  • amuletos de proteccion contra envidias caseros
  • oracion hazme invisible ante mis enemigos
  • oracion para ser invisible ante el enemigo
  • oraciones de protección contra enemigos
  • oracion de proteccion
  • oracion para hacerse invisible
  • oracion de proteccion contra los enemigos
  • oracion proteccion contra enemigos
  • oracion contra los enemigos
  • oracion para hacerse invisible ante enemigos
Loading...

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.